Qué es MQA

MQA significa Calidad Master Autenticada (Master Quality Authenticated). Es una tecnología de audio desarrollada por Bob Stuart cofundador de Meridian Audio, y es la tecnología que promete revolucionar el audio de alta performance por dos caminos.

El primero de ellos el práctico, al permitir convertir el “streaming” de audio de alta resolución en una realidad por medio de la drástica reducción del tamaño de los archivos involucrados.

El segundo, el más importante desde el punto de vista estrictamente audiófilo, en el territorio de la calidad de la reproducción musical, al restaurar la integridad temporal del procesamiento de sonido desde su grabación hasta su escucha al lograr una reducción en hasta 15 veces del pre y post ringing, inherentes al filtrado digital, que hoy afectan aún a los formatos de archivo de más alta definición.

El tamaño de archivo

El principal problema para el streaming de audio de alta calidad es el tremendo peso de los archivos que contienen la información. El proceso concebido por Stuart genera algo que él llamó Music Origami, el nombre responde al hecho de que, en su definición, el archivo de audio resulta plegado sobre sí mismo disminuyendo en varias veces el peso del archivo.

Esta disminución no es para nada un tema menor ya que logra que un archivo que pesa sólo 30MB suene virtualmente idéntico a uno de 300MB. Un reducción de 10 a 1. Todo un logro si consideramos que es prácticamente la relación de compresión de un MP3/128 respecto a un WAV 16/44.1, que es de 11 a 1.

Servicios de streaming

Más allá de los servicios convencionales como Spotify y Apple Music que ofrecen calidad estándar y comprimida ya sea en 256 kbps o 320 kbps, AAC, MP3 o Ogg Vorbis; algunos servicios, como Deezer HiFi, Qobuz y Tidal ofrecen calidad CD sin pérdida ni compresion.

Recientemente el streaming logró superar la barrera del Red Book ya que si bien el primer servicio en ofrecer streaming hi-res fue Qobuz, a través de su aplicación para Android, finalmente resulta Tidal quien toma la delantera al ser el primero en entregar audio de alta resolución para PC y MAC al lanzar, en el CES 2017, el servicio Tidal Masters, que implementa MQA.

Hardware homologado

En el terriotrio portable, el Pioneer XDP-100R y el Onkyo DP-X1 estuvieron entre los primeros reproductores de Audio portable compatibles con MQA. Luego se agregaron el Pioneer XDP-30R, el Onkyo DP-S1, los flagship de Sony NW-ZX300 y WM-A40. Posteriormente, en la Internationale Funkausstellung Berlin (IFA) 2017, el LG V30 fue oficialmente anunciado como el primer smartphone MQA disponible globalmente.

En el rubro streamers hogareños homologados, se encuentran el Technics SU-G30, los Bluesound 2da Generación y dispositivos de NAD, Moon, Mark Levinson, Audiolab y, por supuesto, Meridian.

Y la lista tiene todo el aspecto de querer expandirse.

El proceso

La potencia del formato MQA radica en que puede ser reproducido en diversas situaciones.

El proceso de “plegado” del Origami funciona de modo tal que el mismo archivo puede ser ejecutado varios modos, según las capacidades del reproductor.

Claro que antes de decodificar hay que codificar, entonces.

Se puede comenzar con un archivo de 24/352, plegarlo en uno de 24/176.4, volver a plegarlo en uno de 24/88.2, y finalmente plegarlo en uno de 24/44.1.

O bien tomar un archivo de 24/384, plegarlo en uno de 24/192, volver a plegarlo en 24/96 y luego plegarlo nuevamente para obtener un 24/48.

Obviamente, también puede iniciarse el proceso en cualquiera de los pasos intermedios, está claro que el master puede ser de 24/192, en cuyo caso sólo se pueden efectuar dos pasos de decodificación, primero a 96 y luego a 48.

En cuanto a la reproducción específica, y por ejemplo, un archivo MQA 24/352 puede reproducirse de cuatro modos:

1) Sin decodificar, en cuyo caso verá el archivo como 44.1/16

2) Decodificado por software, (MQA Core) esta capacidad es normalmente otorgada por un tercero en streaming, por ejemplo TIDAL HiFi la incluye en su interface. En éste caso el software realizará un solo paso de “desplegado”, reproduciendo el archivo en 24/88.2.

3) Decodificado por hardware (Full Decode) disponiendo de un dispositivo homologado MQA y del archivo físico en disco rígido o flash drive. En este caso desplegará hasta donde lo permita la capacidad del conversor del dispositivo reproductor, teniendo como límite superior 24/352, obviamente.

4) Decodificado mixto. Es similar al (3) pero en este caso el origen del archivo es un proveedor de streaming. En esta situación, el primer paso a 24/88.2 es efectuado por software y todos los demás, hasta la capacidad del dispositivo reproductor, por hardware.

Así, la decodificación por software, MQA Core, porta la información necesaria para que los dispositivos homologados de decodificación subsiguientes completen el trabajo adecuadamente.

No es posible una total decodificación (desplegado) por software, justamente porque el DAC debe ser identificado y, sobre todo, caracterizado en cada caso para completar el proceso, ya que el MQA es, e implica, un procesamiento de analógico a analógico.

Es importante destacar que cada una de estas presentaciones incluye los parámetros necesarios para una presentación óptima con el apropiado proceso de eliminación de ringing, ya que cada resultado, en cada caso, y por decirlo de modo sencillo, proviene de resoluciones matemáticas diferentes que deben ser compensadas.

El más interesante beneficio

Si bien con archivos muestreados 2, 4, y 8 veces por sobre los 44.1 o 48 khz. de base, la información de la primera, segunda o tercera octava ultrasónica puede ser codificada y empaquetada por debajo del piso de ruido de la información musical en un contenedor de 24 bits, ésta no es ni por lejos la principal ventaja sónica del MQA.

Dejemos el tema de la reducción del tamaño de archivo para el streaming, acá hay algo mucho más importante: MQA declara poder compensar los errores en dominio de tiempo originados en los conversores A/D originales utilizados para efectuar la grabación y los originados en los conversores D/A utilizados para reproducirla, eliminando el pre y post ringing.

Sucede que los filtros empleados en sistemas de 44.1khz o 48khz introducen señales espurias que se generan típicamente en la vecindad de transiciones abruptas de señal, algo así como “ecos”, que se extienden por algunos cientos de microsegundos antes y después del impulso principal. Estos artefactos digitales son conocidos como pre y post ringing, según se encuentren antes o después del impulso principal.

El efecto negativo del ringing es que “desparrama”, por decirlo de un modo gráfico, la energía de la señal sobre un total de tiempo que puede alcanzar, sumando pre y post ringing, más de 1000 microsegundos y esto genera algo que podríamos llamar “borrosidad temporal”. Tengamos en cuenta que el oído humano puede resolver transientes de 10 microsegundos, e incluso menos. La resolución interaural humana es mejor que 2 microsegundos, por ejemplo.

El proceso MQA resulta en una cadena grabación/reproducción de una integridad temporal sin precedentes, que presenta una respuesta de impulso con una resolución en tiempo 15 veces superior a la de un archivo convencional 24/192.

Pruebas de escucha

Para las pruebas tuve la suerte de disponer de un idéntico archivo musical en 3 formatos: MQA (24/352 @ 24/44.1), 24/352 y 24/192. Los dos primeros en WAV y el último en FLAC.

Como ya dije, el archivo MQA es registrado por el sistema como 24/44.1 pero es en realidad un archivo de 24/352 plegado 4 veces y, en mi caso, desplegado sólo tres ya que el conversor de mi streamer MQA llega sólo a 24/192.

En las pruebas efectuadas, el archivo MQA 24/352 @ 24/44.1 de 30MB tuvo una calidad musical sutilmente superior a la del archivo 24/192 de 300MB.

Digo “sutilmente” porque se percibieron leves diferencias de timbre y palpabilidad. Nada dramático.

Por otra parte, además de estar comparando un 24/352 plegado con un 24/192 no plegado, uno FLAC, otro WAV, no tengo modo de saber timbre y alcance de la toma original.

Sólo sé que ambos tenían una capacidad de comunicar música descomunal, y eso es lo que importa, claro.

E.C.

www.audioperformance.com.ar